pencil ilustradores
facebook twitter googlePlus linkedin youtube vimeo instagram pinterest domestika behance rss
Todas las novedades

Llamarse nadie

Una trilogía navideña al margen de regalos, adornos y comilonas familiares; un catálogo de identidades torcidas que no encajan en sus moldes; y una inmersión onírica en la mente de David Lynch. Estos son los tres bloques que ordenan los relatos de Llamarse nadie (Difácil), de Salvador Galán Moreu con cubierta de Germán Gómez Arranz.
Piezas sorprendentes e inquietantes que tensan la capacidad plástica del género y apuestan por una escritura atenta a lo pequeño y el juego con temas, personajes y narrativas sin miedo a contagios poéticos, cinematográficos, musicales, psicológicos, o puramente domésticos. Dentro de ellos, acompañamos a un poeta afiebrado que descubre dónde van los muertos que ya nadie visita; experimentamos una fugaz relación erótica en un ascensor; recorremos Berlín con la bollería local como inexcusable tarea, visitamos una casa cuyos pasillos diseñan un símbolo, o avistamos al monstruo con las costumbres alimentarias más extrañas del mundo. Vidas que hallan en el acto de contarse la liberación de relaciones insalubres y opresivas, aun a costa de olvidar su propio nombre, o de ponerlo a salvo por medio de un micrograma inscrito en el dedo meñique. Personajes que no temen convivir y celebrar con el doble que les aguarda. Personajes que, como el David Lynch del díptico final, no dudan en adentrarse en lo oscuro para resarcirse de sus fantasmas y olvidar, de una vez por todas, a Laura Palmer.
IMÁGENES RELACIONADAS
NOTICIA RELACIONADA CON: