pencil ilustradores
facebook twitter googlePlus linkedin youtube vimeo instagram flickr pinterest rss
Todas las novedades

¡Bienvenido, Daniel Montero Galán!

Dice que siempre ha tenido "la cabeza llena de pajarracos" y se define como "experto en Zooilogía y tonteólogo locurrente", aunque los encasillamientos le sacan de sus casillas. ¡Bienvenido, Daniel Montero Galán!
En tu autodefinición trasluces una actitud vital lúdica. ¿Contagia, en el buen sentido, tu trabajo?

Intento afrontar el día a día de forma divertida, y aún más las noches. Me gusta jugarme la vida y esta ludopatía existencial también la traslado al tablero de dibujo. El juego es la mejor herramienta, tanto para aprender como para crear.

Acostumbras a hacer juegos de palabras con tus dibujos. ¿Ilustración, literatura y viceversa?

Como jugador compulsivo intento formar y deformar todo lo que tengo al alcance de la mano, o de la lengua.
Mi profesión frustrada es la de inventor de chistes, campo en el que injustamente no hay derechos de autor. Así como cuando se recitan unos versos seguidamente se cita al poeta, con los chistes debería pasar lo mismo.
Aprovecho para contar una de mis últimas invenciones chistosas: ¿Qué le dice un pez a otro? Nada. Espero que lo difundáis, pero siempre nombrando al autor.      

Últimamente has recibido diversos premios desde asociaciones y colectivos profesionales como APIM o APIV con su festival  Baba Kamo. Cualquier reconocimiento es bienvenido pero ¿cómo lo tomas cuando llega desde colegas?

Los reconocimientos siempre son bien recibidos y, si me los dan a mí, considero que el fallo del jurado es muy acertado.

Al tratarse de premios concedidos por el gremio me llenan de satisfacción, aún más sabiendo que concursaban otros ilustradores a los que considero mis referentes. Como profesionales tenemos una visión formada y, a la vez, bastante crítica, tanto de nuestras obras como de las del resto.

Da la casualidad de que era la primera convocatoria de ambos premios, así que creo que he encontrado mi nicho de certámenes. A ver si próximamente anuncian un nuevo premio desde alguna asociación de ilustradores. Me presentaré de cabeza. 

También has obtenido menciones en certámenes internacionales, como los Independent Publishers Book Awards o el Premio Golden Pinwheel. CCBF China Shanghai International Children´s Book Fair, ¿cómo ves el posicionamiento de la ilustración española?

Me falta perspectiva y conocimiento para responder una pregunta tan compleja. Realmente no sé ni en qué situación estamos los ilustradores dentro de España. Somos tantos, con perfiles (y frentes) tan diversos, que me cuesta homogeneizar.



Y, sobre esta adjetivación, ¿realmente podemos poner denominación de origen a la ilustración en el mundo de hoy en día?

Me cuesta tanto dar un adjetivo a mi trabajo como al del resto. Solo sé que hay muchísimas cosas que me entusiasman y otras cuantas que me causan indiferencia o aborrezco. Así que el calificativo que considero apropiado es diverso.

Disfrutamos de un inmenso talento que no para de retroalimentarse, pero... ¿Es posible destacar así con una voz propia?

Ser genuino es complicado, teniendo en cuenta que el cerebro tiene forma de esponja y absorbe todo. Pero sí entiendo que hay dejes y maneras de hacer, donde uno se encuentra realmente cómodo, y si no eres "autentico", al final, se nota. Tampoco creo que haya una fórmula mágica para ser escuchado. Puedes quedarte afónico de tanto gritar, que hay oídos que están gordos como una tapia. Tal vez sea problema mío, que todavía no he descubierto el atajo de teclado para crear un trending topic.    

Has definido tu estilo como "rectiforme espiraloide con manchitas". Ejem, ¿podrías explicarlo un poco?

Fue la respuesta que se me ocurrió cuando me preguntaron por primera vez cómo definiría mí estilo. El hecho de encasillar las cosas me saca de mis casillas. A día de hoy cada vez uso menos manchitas, estoy en una fase "rectiforme espiraloide a secas".

Son ya muchos los lectores que visualizan el teatro de Juan Mayorga con tus cubiertas en La uÑa RoTa. ¿Cómo has enfocado esta colección?

Cuando realicé la primera cubierta, Teatro 1989 – 2014, no era consciente de que le seguirían tantos títulos pero, uno tras otro, he intentado que entre ellos formen un conjunto. Me gusta unificar proyectos, que tengan señas identificativas. En este caso, la limitación de los mismos colores y el estilo "rectiforme vibrante".



¿Ha compartido Mayorga su valoración de tus cubiertas contigo?

Espero que parte del aprecio que siento por él sea recíproco, y me consta que así es. 

¿De qué trabajo, en general, te sientes más satisfecho?

De mis proyectos personales, aquellos que he ideado y desarrollado íntegramente. Son a los que más tiempo y entusiasmo he dedicado. Les he dado tantos giros y vueltas que casi llego a perder los papeles. Os podéis hacer a la idea de lo preocupante que puede resultar para un dibujante analógico perder papeles.

Mis obras propias se pueden contar con los dedos de una mano, si no tienes muñones, pero destaco dos de ellos: El gran Zooilógico y A la vista

¿A qué soporte o formato te gustaría llevar la ilustración o, al menos, la tuya?

Formato grande. ¡Gigante!

¿De qué fuentes bebes?

Me gusta ir a librerías especializadas a ver novedades y me controlo a la hora de adquirirlas por falta de espacio. En casa tengo un archivo considerable. También me gusta dar sorbos en Instagram, pero procuro no ahogarme con el exceso de estímulos.



¿La reciente paternidad te ha inspirado más?

Lo cierto es que me ha hecho inspirar y espirar bastantes veces. Es una gran prueba de paciencia.

¿Lo mejor y lo peor que han dicho de tu ilustración?

"Es muy original". Según el tono y la persona, me parece un halago o un insulto.

Has participado o protagonizado varias exposiciones, ¿cómo las planteas?

Intento aproximarme a mi ideal, con mayor o menor fortuna: Sumergirte por completo en un proyecto, que el espacio expositivo sea una prolongación del interior de la cabeza del creador y, por un momento, puedas ver a través de su mirada.

¿En qué andas ahora?

Haciendo malabarismos con varios proyectos.



En dos palabras (o casi, casi)...

En tu mesa de dibujo no falta... Café. 

Tres cosas que haces antes de ponerte a dibujar. Abrir los ojos y desayunar. Suelo comenzar a trabajar en pijama.

Te inspira... El aire fresco, luego lo espiro a mi aire.

¿Café o té? ¡CAFÉ!

¿Tu primera ilustración recordada? La bruja Mon, de Viví Escrivá.

¿Por qué página te llegas del libro que lees? Tengo algunos a medio empezar y mucho a medio acabar. Ayer terminé de recorrer El bosque, de Riccardo Bozzi, Valerio Vidali y Violeta Lópiz.

Ese color díscolo que nunca encajas... Usar el marrón es un marrón. 

¿Una historia para ilustrar? Jim botón y Lucas el maquinista, de Michael Ende.

¿Una librería para vivir? Panta Rhei es muy amplia, pero Molar es más luminosa.

Pon banda sonora a tus dibujos. Mambo sinuendo, de Manuel Galbán y Ry Cooder.

¿Correr o caminar? Depende de a dónde vaya.

El brócoli es... Fractalmente bello.

No podrías vivir sin... ¡¡¡¡¡CAFÉ!!!!!


IMÁGENES RELACIONADAS
NOTICIA RELACIONADA CON: